Blog

Reflexionando y actuando

Jesús Barón

Jesús Barón en Semmantica 15 marzo, 2020

Buenos días, es domingo por la mañana, varias horas después de que España despertara a la realidad y sigo con una sensación extraña.

Por un lado, de tremendo #agradecimiento a la gente que me rodea por hacer las cosas bien.
Trabajo en dos empresas pequeñas: Semmantica y Univolution donde somos justo 15 personas. Eso es una suerte porque el viernes estuvieron ya todos teletrajando en casa. No fue 100% perfecto, pero casi: lo que no pudo hacer la empresa lo hicieron ellos. Gracias por hacer fácil lo difícil.

Por otro, aunque parezca raro, de #realidad, que creo que es algo que brilla por su ausencia a día de hoy.
En Semmantica nos dedicamos a la publicidad online y estuvimos trabajando toda la semana viendo lo que iba a pasar y planificando con clientes de forma que todas las decisiones estaban tomadas el jueves. Este fin de semana, hemos estado trabajado para minimizar impactos simplemente porque el equipo ha considerado que es lo que se debía hacer.
A nivel empresa, nuestro análisis estaba hecho el jueves, el escenario claro y el impacto cuantificado: perderemos aproximadamente el 70% de la facturación al menos en los próximos dos meses. Es jodido, sí, pero tenemos clientes que perderán el 100%.
Creo que hemos hecho las cosas bien y eso nos da tranquilidad para tomar las decisiones correctas en el menor tiempo posible.

#Optimismo: hoy estamos así, pero saldremos de esta y volveremos con más fuerza. Así lo pensamos y así lo trasladamos a nuestro equipo.
El viernes a primera hora hicimos una call con todo el equipo desde casa y contamos los #valores y las #prioridades de nuestra empresa para los próximos meses. Son estas:

#Tristeza, al ver cómo realmente la gente que puede hacer más cosas y quien puede influir más no lo hace, cómo importa más la política que las personas.
Tenemos que valorar y ser conscientes de lo duro que esta crisis va a ser para todo el mundo a nivel personal, pero también a nivel económico para empresas y autónomos.
Nosotros tenemos suerte porque podemos controlar nuestro escenario empresarial y tomar nuestras decisiones, pero otras empresas y sobre todo autónomos están a expensas de lo que alguien decida. Y eso es muy duro. Coherencia en tiempos de crisis, por favor.

#Impotencia de ver cómo se rompen cosas y la sensación de no poder ayudar más. Es cierto que estamos viendo cómo echar una mano a las instituciones y clientes desde nuestro ámbito de conocimiento, apoyando a compañeros y conocidos en lo que se nos ocurre, pero no hace falta más que leer un poco twitter para ver que muchas cosas están al límite y verlo desde casa se hace duro. Ánimos para todos.

 

Al final, lo importante es que el mundo sigue girando y tenemos que quedarnos con lo bueno que lo malo ya viene solo. Así pues:

Si quieres estar al día de cursos y novedades suscríbete a nuestro blog.